Festival de los patios de Córdoba

Una fiesta de primavera, de flores y aromas.

El festival de los patios de Córdoba cumple 100 años, se celebra en la primera quincena de mayo, este año del 3 al 16.

Cada primavera los cordobeses abren sus patios, la mayoría en los barrios más tradicionales, y nos invitan a entrar. Esta tradición se celebra desde el año 1918 y desde 1921 se celebra el concurso, el cual se interrumpió durante la guerra civil (1936/1939) y se reanudó ya en los años 50.

Con este concurso se pretende valorar los esfuerzos que hacen estos ciudadanos para mantener espacios tan singulares.

Cada año el Ayuntamiento e instituciones privadas conceden un premio a los mejores.

El motivo es abrir al público y divulgar la arquitectura tradicional cordobesa.

El patio en la historia de Córdoba

Un patio es un espacio al descubierto de la vivienda que sirve como iluminación y ventilación. Es también acceso y permite que se use como lugar de convivencia.

En torno al 3200 a. C. surgieron las primeras viviendas con patio en Mesopotamia. Más tarde, en la cultura grecolatina el patio tuvo una mayor relevancia en la estructura de la casa. Eran espacios abiertos al aire libre, rodeadas por un pórtico de columnas en donde se desarrollaba la vida cotidiana y se recibían a las visitas.

Con la llegada de los árabes en la Península se introdujeron innovaciones en las viviendas. La ornamentación se orientó hacia el interior, se simplificaron las fachadas y se embellecieron los patios con azulejos, celosías y suelos de ladrillo o empedrado. Se destacó la importancia del agua, proliferaron fuentes, surtidores y acequias que permitieron el desarrollo de flores y árboles frutales.

Festival de los patios de Córdoba

Una arquitectura singular

Cada patio tiene su propia arquitectura, con una evolución histórica distinta, es difícil establecer una tipología, aunque a grandes rasgos los patios se clasifican en dos grupos:

Patios monumentales y señoriales: antiguos palacios de la aristocracia local o destacados edificios religiosos, como el Patio de los Naranjos, el de la sinagoga o el santuario de la Fuensanta. Entre los señoriales, el Palacio de Viana con doce patios en su interior de diferente estilo arquitectónico.

Patios de concurso: todos los que han participado en el concurso municipal desde 1921 hasta la actualidad. Se dividen en dos tipos que se corresponden con las modalidades del certamen:

-patios de arquitectura antigua: han sido construidos hasta los sesenta y conservan sus principales características estructurales.

-patios de arquitectura moderna o renovada: pertenecen a una vivienda nueva, edificada tras la demolición de una anterior, o han sufrido tal nivel de intervención, que han perdido sus elementos más significativos.

En este enlace encuentras más información sobre la historia de este concurso tan peculiar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba

Rerserva aquí tu clase gratuita de 25 minutos de duración para conocernos y que puedas comprobar si mi método es para tí.