La Mancha. La ruta de Don Quijote.

Qué mejor momento para visitar la Mancha que el otoño , antes de que apriete el seco frio de la meseta.


Y descubrir esta fantástica región , leer algunos capítulos del Quijote o interesarnos por el archiconocido itinerario del “Gran Hidalgo de la Mancha”.


Os dejo de nuevo mi anterior post sobre la “Ruta del Quijote” para que te adentres de nuevo en la historia de este peculiar territorio y su carga viajera y literaria a lo largo del tiempo.

La Mancha. La ruta de Don Quijote.

La Mancha es una región natural e histórica en la región de Castilla-La Mancha, en el centro de España, que comprende las provincias de
Albacete, Ciudad Real, Cuenca y Toledo.
Tiene una extensión de más de 30 000 km², es una de las altiplanicies y regiones naturales más extensas de la península.

Territorios que comprende La Mancha según Pascual Madoz (1848)

El origen del nombre es desconocido, aunque diferentes fuentes afirman su procedencia árabe, desde distintas etimologías.
Una supondría que el topónimo “Mancha” sería pronunciado en árabe como Manxa o Al-Mansha, que se traduce como “tierra sin agua”, y otra como Manya, traducida como “alta planicie” o “lugar elevado”.

​Tras la Reconquista cristiana, entre los siglos XI y XIII, el territorio manchego adquirió la estructura que la marcaría en los siglos posteriores.

Bajo soberanía de Castilla, el occidente fue dominado por las órdenes militares de Santiago, Calatrava y San Juan. La zona oriental fue controlada por el Señorío de Villena, más tarde Marquesado.

Los Reyes Católicos dominaron las órdenes de Santiago y Calatrava al convertirse en sus maestres y también convirtieron en realengo buena parte del territorio del Marquesado de Villena.

Molinos de viento

En el siglo XVI se extendieron por gran parte de La Mancha los molinos de viento,​ encargados de moler el grano del cereal, y que Cervantes inmortalizaría en el Quijote.

Tradicionalmente agrícola, la Mancha también da nombre a preciados productos agrarios, como el queso manchego y la raza ovina de la que procede, o el vino, el azafrán y el melón.

Durante la Transición española, con la división de España en comunidades autónomas, y tras profundos debates sobre su extensión y nombre, se creó la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha, en la que se integró.

No existe en la actualidad una Mancha administrativa, oficial. Tiende a aceptarse una superposición de los elementos geográficos, culturales e históricos.

Sí existen, varias denominaciones de origen, DO, e indicaciones geográficas protegidas que utilizan el nombre de La Mancha: vino, azafrán y melón de La Mancha, o su gentilicio: queso y cordero manchegos.

Azafrán

La publicación y el éxito de la mundialmente famosa novela “Don Quijote de la Mancha” de Miguel de Cervantes en 1605, en la que la mayor parte de aventuras transcurren en estas extensas llanuras, le han dado celebridad y fama mundial a este territorio, y convirtieron a los molinos de vientos en su icono.

Molinos de viento en La Mancha

Miguel de Cervantes publicó “El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha” en 1605, y la segunda parte en 1615, cuya acción transcurre principalmente en La Mancha, patria del protagonista, Alonso Quijano, un hidalgo pobre que enloquece con la lectura de libros de caballerías y se cree caballero andante, haciéndose llamar Don Quijote.

Don Quijote no es, sin embargo, el único aspecto de la literatura del Siglo de Oro español que queda en La Mancha, donde también vivió sus últimos años uno de sus principales escritores, Francisco de Quevedo.

Corral de comedias de Almagro

Las aventuras de Don Quijote

“En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme, vivía no hace mucho un hidalgo de los de lanza ya olvidada, escudo antiguo, rocín flaco y galgo corredor”, este párrafo es el famosísimo inicio del Quijote, y que todos los niños españoles hemos leído, o hemos intentado leer en algún momento.

Representa la primera novela moderna y la primera novela polifónica, que por ello ejerció un enorme influjo en la narrativa española y europea posterior.

Don Quijote y Sancho

Es una de las más destacada de la literatura española y una de las principales de la literatura universal, además de la más leída después de la Biblia.

Es la primera obra desmitificadora de la tradición caballeresca y cortés por su tratamiento burlesco.

Se trata de una burla de las novelas anteriores de caballería cuyos personajes se situaban en países lejanos, y no sólo es una parodia de los libros de caballerías, sino una novela cargada de aventuras y de sentido del humor.

Para los que quieran aventurarse a leerla, les recomiendo la edición actualizada “integra y fielmente” por Andrés Trapiello, “Don Quijote de la Mancha”, Miguel de Cervantes.
Como gran clásico que es, no envejece, además para lectores no españoles tiene la ventaja de su estructura en cortos capítulos, cuando te cansas, puedes parar y retomarla de nuevo sin perder el hilo.

Ruta de Don Quijote

Se refiere al recorrido que siguió el protagonista de la novela “El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha” en sus aventuras mayoritariamente por tierras de La Mancha, y también en Zaragoza y Barcelona.

El trazado oficial, declarado itinerario cultural europeo por el Consejo de Europa, tiene 2500 km de longitud y está constituido por una red de caminos históricos y vías pecuarias perfectamente señalizadas que unen los lugares de mayor interés de los puntos mencionados en la novela.

Ruta de Don Quijote

En La Mancha, constituye todo un símbolo, su leyenda ha generado un turismo cultural que permite contemplar la realidad geográfica que describió Cervantes.

Desde el nacimiento del cervantismo en el siglo XVIII, ha habido cierta controversia en cuanto a la determinación de los lugares por los que el protagonista debió pasar en cada una de esas salidas. Varios autores han propuesto rutas,​ identificando los lugares que Cervantes describe.

No obstante, esas descripciones no siempre parecen suficientes para llegar a conclusiones definitivas.

La primera propuesta de la ruta de Don Quijote fue la publicada en la edición del Quijote de 1780 por la Real Academia Española, y es la que algunos autores proponen y justifican como más plausible.

Sin embargo, Azorín (escritor durante la primera mitad del siglo XX),​ trazó su particular ruta por encargo del periódico El Imparcial en 1905, y en su libro, narra sus crónicas de viaje y los lugares en los que Cervantes se inspiró.

Más recientemente, está la versión de La Asociación de Amigos del Campo de Montiel,​ de 1997.

Se han publicado varios mapas de la ruta, recogidos en un catálogo de exposición de la Biblioteca Nacional de España en 2005.

Según esta exposición, el primer mapa fue del primer cervantista, el inglés John Bowle en 1781.

Ruta de Don Quijote publicado por la Real Academia Española en 1780:

Primera salida (La Mancha)

Don Quijote es nombrado caballero andante.

El muchacho Andrés.

Don Quijote duda qué camino tomar

Segunda salida (el Campo de Montiel)

Los molinos de viento que creyó que eran gigantes.

Los frailes.

El entierro de Grisóstomo.

Los yangüeses.

El bálsamo de Fierabrás.

Batalla de las ovejas.

Don Quijote recibe el apodo del Caballero de la Triste Figura.

Los batanes.

Batalla con el barbero.

Liberación de los galeotes.

Ocultamiento en Sierra Morena.

Don Quijote hace penitencia.

Cardenio y Dorotea.

Encomienda a Sancho.

Princesa Micomicona.

En la venta (encuentro con Luscinda y Don Fernando, el cautivo y zoraida, el oidor, doña clara y don luis, pendencia con los cuadrilleros).

Quijote enjaulado.

El canónigo y pendencia con el cabrero.

Vuelta a casa enjaulado, donde el ama y su sobrina cuidarán de él.

Tercera salida (sierra morena)

La Mancha

Encuentra a Dulcinea.

El carro de las cortes de la muerte.

El caballero del bosque.

Los leones.

Las bodas de Camacho.

La cueva de Montesinos.

El rebuzno.

Los títeres. Maese Pedro.

La enfermedad y muerte de Don Quijote de la Mancha

Barcelona y regreso

La batalla del caballero de la blanca luna.

Los cerdos.

Palacio desde el que regresó a su pueblo.

Fin de la obra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba

Rerserva aquí tu clase gratuita de 25 minutos de duración para conocernos y que puedas comprobar si mi método es para tí.