Lugo; lugares singulares poco turísticos.

Lugo, mi ciudad de procedencia

Lugo está en el noroeste de la Península Ibérica, en Galicia, y aunque tiene varias joyas culturales es poco conocida.

Geográficamente es una colina casi rodeada por el río Miño, de montañas redondeadas y no muy elevadas, en una Reserva de la Biosfera, «Terras do Miño».

Origen e historia de Lugo (Lucus Augusti)

lugo
Estatuas en honor a los fundadores de Lugo: Pablo Fabio Máximo y su emperador Cesar Augusto.

De origen romano, fundada en el año 25 a. C. por Paulo Fabio Máximo, la más antigua de Galicia.

Lucus es una palabra latina que significa ‘bosque sagrado’, con lo que el nombre tendría el significado de «el bosque sagrado de Augusto», aunque también podría tener un origen prerromano basado en la divinidad celta Lugh

Construida en las cercanías de un castro (fortificación militar celta), en la época romana recibió el nombre de Lucus Augusti.

Posteriormente, se convierte en un importante núcleo urbano, representativo de la cultura y el modo de vida romanos, como se ve en los restos encontrados, correspondientes a templos, piscinas, termas, monedas o mosaicos.

Lo más destacado y espectacular es la muralla romana, única en el mundo, declarada Patrimonio de la Humanidad.

Entre los años 260 y 325 d.C, en el Bajo Imperio romano, la ciudad la rodearon de una muralla de 2266 m de circunferencia, la única fortificación romana en el mundo que conserva íntegro todo su perímetro en la actualidad.

Lugo

Según algunas historiografías el principal interés de los romanos en Galicia fue el oro, en concreto en un afluente del rio Miño, el Sil.

Parece ser que gracias a una obra de ingeniería secaron el río para extraerlo, mediante un proyecto que perforó todo un monte para poder recoger todo el oro que el río Sil dejaba a su paso, la leyenda habla de las “pepitas de oro” del Sil.

Lugo a lo largo de su historia experimentó tanto épocas de decadencia como brillantes, desde la reunión en el año 842 de un gran ejército para conquistar Oviedo a los musulmanes, hasta el levantamiento revolucionario en 1846 contra el autoritario presidente español Narváez.

Con el colapso del imperio romano, nos invadieron las tribus del norte de Europa.

Pasamos del gobierno político y militar de Roma al gobierno religioso que protagonizó toda la Edad Media en Hispania y Europa.

Tras la llegada y la toma de la ciudad por parte de los suevos en el 460, se celebró el Concilio de Lugo que elevó a la iglesia lucense a sede metropolitana.

Durante la época de la Hispania visigoda fue sede episcopal de la Iglesia católica, muy relevante en la organización política de entonces.

En el 714 llegaron a Lugo los musulmanes, pero en el año 741 el rey Alfonso I los expulsa y ocupa, sin resistencia, la ciudad, y junto al obispo Odoario, la reconstruyen.
Fue muy importante para el “Reino cristiano”, ya que era la única Iglesia metropolitana reconquistada y la única ciudad en toda la Hispania cristiana durante el siglo VIII y la primera mitad del IX. La urbe romana se convirtió en un locus eclesiástico.

En el siglo VIII la ciudad era lugar de paso de las peregrinaciones a Santiago de Compostela y cabeza de etapa de la llamada «Ruta Primitiva» del Camino de Santiago.

En el año 842 un gran ejército gallego se reunió en la ciudad para conquistar Oviedo y subir al trono al gran rey Ramiro I.

Desde el siglo XVIII hasta la segunda parte del XX fue pasando por diferentes transformaciones, desde adquirir privilegios para organizar ferias de ganado en 1754, la llegada del ferrocarril en 1875, hasta el establecimiento en 1950 uno de los grandes mataderos industriales de España.

Sigue siendo la capital de una provincia agrícola y ganadera española, con la sede de las universidades gallegas en esta especialización. Quizás ahora sea el momento de su despegue como centro agrícola y ganadera, tras la crisis pandémica y de cambio climático que nos azota.

Vestigios romanos en la actual Lugo

Además de la muralla, hay más restos romanos. Actualmente no se puede hacer una obra (construir una casa con garaje, por ejemplo) sin que se encuentren en las excavaciones restos del antiguo imperio.

Templo romano

Los vestigios de un templo romano bajo el suelo, protegidos por un cristal.

lugo
Templo romano de Lugo

Casa de los mosaicos

Los restos de una gran “domus” de entre los siglos I y II. Tiene pinturas y mosaicos y lo más increíble, un sistema de calefacción.

lugo casa de los mosaicos
Casa de los mosaicos

Piscina romana

Del siglo IV con un escalón de acceso a la misma, seguramente pertenecería a un balneario doméstico o parte de un complejo termal.

piscina romana lugo
Piscina romana Lugo

Domus de Mitreo

Los restos de una casa romana (domus) de entre los siglos II y III. Se pueden ver restos de pinturas y algunas de las habitaciones y espacios de culto.

Puente Romano

Tenemos por supuesto un Puente Romano sobre el Miño, que, aunque muy modificado en el transcurso de los siglos mantiene su estructura romana.

Puente romano de Lugo

Uno de los edificios blancos en la parte superior de la fotografía, el segundo después del verde y el rojo, fue mi colegio de estudios secundarios, un enclave maravilloso en plena naturaleza.

Termas Romanas

Cerca del puente, estas Termas Romanas del siglo 15 a.C, ahora dentro de un Hotel Balneario.

Termas romanas en Lugo
Lugares destacados de origen no romano en Lugo

La Plaza Mayor

Se encuentra en el espacio medieval donde se celebraba el mercado durante el siglo XVI

Espacio con jardines y una alameda con kiosco de música y edificios interesantes como el Círculo das Artes, de 1895, de la sociedad cultural.

También la Casa Consistorial, una de las obras más importantes del barroco gallego, de 1738, destacan los 8 arcos de medio punto que forman los soportales.

Kiosco de música barroco de Lugo

La Catedral de Lugo

Su construcción comenzó en 1129 y se alargó más de un siglo, por lo que en ella podemos ver mezcla de varios estilos partiendo del románico.
En el interior la capilla mayor, la girola y las capillas de los ábsides son góticas del siglo XIV.
Destaca la capilla barroca de la Virgen de los Ojos Grandes de 1726, diseñada por el mismo autor que la famosa fachada del Obradoiro de Santiago de Compostela. La imagen de la virgen que encontramos en ella es de alabastro policromado del siglo XII.

Y en el exterior, la puerta norte del siglo XII, los herrajes de las hojas de esta puerta son originales del siglo XIII y fuente de inspiración para posteriores obras.

Vista exterior de la Catedral de Lugo
Plaza del Campo

El lugar del mercado de productos del campo durante los siglos XVI y XVIII.

Tiene construcciones medievales y barrocas con soportales, bajo los que hay multitud de bares y restaurantes.

En el centro hay una fuente de 1754 de estilo barroco, a la que llegaba el agua procedente del acueducto.

Durante las fiestas de la ciudad, en vez de agua, sale vino por sus caños.

lugo
Fuente de la Plaza del Campo

Otras pequeñas joyas de la arquitectura religiosa a lo largo de los siglos son:

La Iglesia de Santiago a Nova, Iglesia de San Froilán, Convento de Santo Domingo, Museo Provincial, Iglesia de San Pedro.

Si quieres mejorar tu español para que cuando visites estos Lugares singulares puedas expresarte correctamente, reserva ahora tu primera sesión de 25 minutos conmigo.

Haz clic en la siguiente imagen para ir a la página de reserva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba

Rerserva aquí tu clase gratuita de 25 minutos de duración para conocernos y que puedas comprobar si mi método es para tí.