Mejorar la fluidez.

Alcanzar la fluidez en una nueva lengua es un proceso largo en el que se avanza gradualmente, y el tiempo que cada persona necesita es distinto.

Es uno de los objetivos principales de la mayoría estudiantes de segundas lenguas.

La fluidez es la capacidad para comunicarnos de manera ágil en la nueva lengua.

Este concepto tiene cierta complejidad ya que, para poder manejarnos en una lengua, necesitamos cierto conocimiento de sus estructuras gramaticales, vocabulario y pronunciación.

Y para lograr la fluidez, es preciso que ese conocimiento esté automatizado, ya que la falta automatización hace que nuestra expresión oral esté llena de vacilaciones, titubeos e imprecisiones.

En este proceso muchas personas se frustran al darse cuenta de que no logran la fluidez que desean, sobre todo, si comparan el dominio con el de su lengua materna.

¿Qué factores influyen?

Los factores que influyen en el aprendizaje de una lengua son diferentes: biológicos, sociales, afectivos.

Dentro del grupo de los factores afectivos, hay uno que ha despertado un gran interés entre los investigadores en aprendizaje de segundas lenguas.

Se trata de la ansiedad, está presente en un gran número de estudiantes de lenguas extranjeras, especialmente en la comunicación oral.

Algunas investigaciones indican que la ansiedad puede actuar como un reductor de la fluidez y también de la corrección en la práctica oral.

En la enseñanza de lenguas, los estudiantes se someten a la evaluación constante de su competencia.

No todos sufren el mismo nivel de ansiedad, varía desde a los que no les afecta negativamente, hasta los que la ansiedad se convierte en la principal causa el abandono del aprendizaje.

Existen otros factores para mejorar la fluidez, como la necesidad de exposición y uso de materiales de la lengua: variados, abundantes y de calidad.

De lo que se trata, es de aprovechar todas las ocasiones de la práctica oral y de hacerlo con las mejores herramientas posibles, para automatizar los conocimientos y alcanzar la tan ansiada fluidez.

¿Cómo podemos mejorar la fluidez?

Hacer clases, hablar con nativos y ver series y películas en versión original son las actividades que siempre se recomiendan para mejorar en un idioma.

1. Perder el miedo a cometer errores.
Lo importante es soltarse y perder el miedo a cometer errores, que es como se aprende en todas las etapas del proceso de aprendizaje.

2. Leer en voz alta.
Leer en voz alta te ayuda a ganar seguridad, pueden ser textos de un libro que estés leyendo, un artículo, un poema o una canción.

Grabarse para mejorar la fluidez

3. Grabarse.
Grabarnos al leer en voz alta, en una conversación imaginaria, en una descripción de nuestra cotidianidad, y después evaluar los errores y también los avances y mejoras.

4. Incorporar la nueva lengua a nuestra vida diaria.
Integra el estudio y el idioma en tus actividades cotidianas, de modo que se vaya haciendo un hueco natural en tu rutina. Así estarás fomentando un mayor crecimiento hacia la fluidez.

5.Escuchar audios, la radio, TV o podcasts.
De temas que te interesen, con la mayor concentración posible y el tiempo del que dispongas, cada día.

escuchar para mejorar la fluidez

6.Ver series español.
Mira series que te gusten y diviertan, te aportarán un vocabulario más informal y diverso.

7.Clases con un profesor nativo.
Haz clase con un profesor nativo al menos una vez a la semana, para que te guíe, te corrija, te apoye y oriente.

8.Practica la conversación.
Practica la conversación, con intercambios, en todas las ocasiones que se presenten, eventos sociales, tiendas o viajes.

9.Leer y escribir.
Lee y escribe todo lo que puedas, en las clases con tu profesor, las noticias diarias, mensajes con amigos. Estos dos factores te ayudarán asentar las estructuras y automatizarlas.

10. No te enfoques demasiado en la gramática.
La gramática es importante para conocer la estructura de la lengua, pero si nos centramos sólo en la gramática puede ser un freno para la comunicación.
Necesitamos automatizarla en la conversación, lectura y escritura.


Si necesitas mejorar tu fluidez al hablar español, puedo ayudarte. Reserva una sesión conmigo y trabajaremos juntos para conseguirlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba

Rerserva aquí tu clase gratuita de 25 minutos de duración para conocernos y que puedas comprobar si mi método es para tí.