Valle del Jerte, cerezos en flor 

El valle del Jerte es una comarca natural y valle situado en Extremadura, al norte de la provincia de Cáceres, una mancomunidad (diversos territorios con diferentes pueblos) de 10.648 habitantes, declarada bien de interés cultural.

Sus condiciones climáticas vienen determinadas por factores que mitigan y suavizan el carácter continental que le correspondería. 

Desde la prehistoria es una ruta natural que pone en comunicación las tierras altas de Castilla con los llanos de Extremadura, utilizada como camino romano y como cañada de ganados trashumantes.

valle del jerte
Cerezos en flor en el Valle del Jerte

Floración y cosechas en el Valle del Jerte.

Este valle es conocido por la floración de sus cerezos en primavera, un increíble espectáculo de más de un millón y medio de árboles que tiñen de blanco las laderas.

En un entorno único, con un microclima privilegiado, se cultivan las mejores cerezas de España y probablemente del mundo.

Siguiendo una tradición familiar de siglos, las cerezas se cultivan artesanalmente en bancales labrados en las altas montañas, entre manantiales cristalinos y bellos paisajes.

Los cerezos en flor crean durante unos días un escenario de color, en un breve periodo de tiempo de unas 3 semanas se puede ver de forma sucesiva todo el valle y las laderas de las montañas cubiertas por una alfombra de flores blancas

Las flores de los cerezos se van abriendo progresivamente durante este periodo de tiempo, desde las zonas más bajas del valle hasta las zonas más altas. 

La floración suele tener lugar cada año entre finales de marzo y principios de abril, y dura entre 15 y 20 días.

Pero hay que tener cuenta que las fechas de los cerezos en flor están condicionadas por la climatología, es decir, por la intensidad del frío durante el invierno.

En los años 2016 y 2018 la floración se retrasó bastante y no se empezaron a ver cerezos en flor hasta principios de abril.

En cambio, en las cosechas de 2019, 2020 y 2021 tuvimos un invierno más benigno, por lo que al inicio de la segunda semana de marzo ya empezaron a aparecer las primeras flores, y al final de la segunda quincena ya estaba todo el valle en flor.

valle del jerte

Las cuatro estaciones en el valle del jerte

El momento álgido es la floración, cuando todo se cubre con el manto blanco de las flores de millones de cerezos en las laderas de sus montañas.

Pero el Valle es bello en cualquier época del año. 

En los pueblos del valle se celebran durante las fechas de la floración las Fiestas de la Primavera y el Cerezo en Flor, con diversas actividades culturales, gastronómicas y de senderismo.

Meses después, en verano, el blanco se transformará en rojo sangre y surgirá entre sus ramas la Picota de Jerte, un cultivo autóctono del Valle que solo se produce en esta zona.

valle del jerte
Cerezas lista para ser recogidas

En los meses de junio y julio tienen lugar las actividades de la Cerecera, en las que las cerezas tienen todo el protagonismo, sobre todo con la celebración de la Feria de la Cereza. 

Durante el verano encontramos espectaculares rincones como los Pilones (piscinas naturales) en la Garganta de los Infiernos. 

En otoño, las hojas de los cerezos tiñen las montañas de tonos ocres y se puede disfrutar de las actividades culturales y gastronómicas del festival de “La otoñada”, 

Hay además castros prerromanos, como el de Los Riscos de Villavieja y El Berrocalillo, villas romanas, pueblos serranos con típicas casas de piedras unidas con gruesos maderos de roble y castaño, chozos de pastores, arroyos trucheros y pasos de bandadas de palomas torcaces.

Historia y pueblos del Valle del Jerte

La presencia de cerezos en este valle extremeño está documentada desde antes del siglo XVIII. 

La Picota del Jerte es un cultivo autóctono, ya que únicamente se produce en esta zona.  Su cultivo comenzó a generalizarse a partir del siglo XVIII, debido a una plaga del castaño (el árbol anterior con más tradición en el Valle) que provocó la consolidación del cerezo. 

El éxito de este cultivo es fruto del esfuerzo sostenido de los agricultores locales, que convirtieron las tierras y las laderas asilvestradas de la comarca en una zona de cultivo organizada a través de sucesivos abancalamientos.

En el siglo XIX los cronistas ya hablan de que lo mejor de esta zona extremeña eran las cerezas, muy apreciadas en España, y a principios del siglo XX, el Valle del Jerte era un conocido exportador de cerezas Picotas. 

La mitología popular, en cambio, atribuye el origen de la floración de los cerezos a la llegada a esta comarca de un zar ruso. 

La leyenda cuenta que el zar quiso buscar un refugio de descanso en el Valle del Jerte y que, para que su esposa no añorase las nieves de su tierra, decidió simularlas una vez al año a través de las flores del cerezo.

valle del jerte
Valle del Jerte desde el aire

Conclusión

La actividad productiva de la comarca es la agricultura y en especial el cultivo del cerezo y su comercialización en los mercados de España y del mundo, su principal fuente económica. 

La producción de cerezas es muy grande y de una calidad extraordinaria, especialmente las picotas. Esta gran producción de cerezas ha generado también una industria de destilados, donde se producen licores, y otra de mermeladas de gran variedad.

Este Valle es uno de los muchos rincones singulares de la España interior, a la que ahora se denomina “España vacía”, por la despoblación de las últimas décadas. Gracias a las nuevas tecnologías y las redes sociales estamos descubriendo y apoyando en sus nuevos proyectos, más ecológicos, verdes y sostenibles dentro de la nueva transición ecológica global. 

El Valle del Jerte, video del Consejo regulador DOP Cereza del Jerte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba

Rerserva aquí tu clase gratuita de 25 minutos de duración para conocernos y que puedas comprobar si mi método es para tí.